mayo 17, 2022

Se soltó el ángel de la muerte 

** En un repentino aumento de violencia, se incrementaron los hechos de sangre, con agresiones incluso a la propia policía que tuvo que utilizar sus armas para controlar a un sujeto 

Pues de pronto empezaron a darse las noticias de muertes violentas en estos últimos días, claro que me refiero a los crímenes e intentos de ello, por parte de protagonistas cuyo proceder fue muy raro, tan raro que parecía que estábamos viendo que un ángel malvado estuviera detrás de sus acciones. 

Empezamos con un joven de nombre VÍCTOR, que asesinaron en la colonia Matatipac, lo intentaron asaltar, y el muchacho trabajador y conocedor de la forma tan dura en que se gana el dinero, se resistió al atraco, y pues ahí mismo lo mataron. 

VÍCTOR, trabajaba para la organización del Real de Don Juan, la familia Altamirano, era el organizador de los grandes eventos, como reuniones masivas, fiestas de bodas, quinceañeras, etcétera, etcétera. Además de que fue caddie en el club campestre, es decir, era un joven dinámico que trabajaba para jugadores de golf, y además jugaba golf. 

Aunque no debo de olvidar decirles que desde la semana pasada, casi a finales de la misma, ocurrió un hecho en  la clínica rural número 22, Bienestar IMSS, del Poblado de San Cayetano, en donde la policía municipal luego de una llamada, llegó ahí, y conoció que dos jóvenes habían llegado en una camioneta Mazda, tipo 3, color rojo, aparentemente sin placas, los cuales presentaban ambos impactos por disparos de armas de fuego, el conductor con al menos 3 lesiones, el cual había sido ingresado al área de urgencia del citado nosocomio y el segundo quien viajaba de copiloto se encontraba sin signos vitales al haber recibido al menos un impacto de bala a la altura del abdomen, mismo que portaba un arma de fuego en su mano derecha, y vestía ropa obscura, se informó que su nombre era Alán de 31 años. 

Pero volviendo a esta semana, ayer mismo personal de la Unidad de Protección a la Mujer, Niñas y Niños de la Policía Estatal, aseguró a una persona de nombre JUAN CARLOS, de 40 años, quien quería matar a golpes a cuatro damas, la primera una mujer de 34 años, quien contaba con una contusión y una herida abusiva en cráneo en zona de labio inferior del rostro con sangrado activo, también a una menor de 12 años, quien presento una contusión, en cráneo, hematoma en parte frontal del rostro, también agredió a una femenina de 42 años, quien presentó dermo escoriaciones en extremidades inferior en zona de rotula (ambas), una cuarta persona, corrió con más suerte, y sólo tenía golpes leve, todas ellas fueron llevadas al hospital para su atención. 

Más adelante del día de ayer, un hombre realmente endiablado de nombre JOSÉ NATIVIDAD, de 55 años de edad, atacó con arma blanca a elementos policiacos en la cabecera municipal de Compostela, pero esto fue solo parte de los hechos que iniciaron cuando el tipo al ver la presencia de los elementos aventó su vehículo en contra de los elementos atentando contra su integridad, después bajó de la unidad y se lanzó  en contra de los elementos con un arma blanca (cuchillo), para después pinchar los cuatro neumáticos de una patrulla de la policía municipal, andaba realmente loco el tal JOSÉ NATIVIDAD, a quien finalmente le dieron un balazo en la pierna, para que se calmara un poco, luego lo trasladaron al hospital. 

Antes de terminar el día, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a través de la Policía Estatal logró asegurar a un sujeto de nombre FLORENTINO, de 22 años, quien en la comunidad de Lindavista, del Nayar, hirió de muerte a dos menores de edad, esto es una fiesta, resultando lesionado por una riña un menor con una herida a la altura del tórax y uno más de 16 años, con herida también a la altura del tórax, mientras que FLORENTINO, había logrado huir. 

Esto nomás para darles una muestra de que algo está pasando en nuestro estado, que posiblemente se esté contagiando con tantas escenas violentas que desde los estados de Michoacán, Zacatecas, Guerrero y la ciudad de México nos llegan. 

Lo cierto es que estamos ante una oleada peligrosa de consumo de drogas y alcohol, que colateralmente traen la violencia y por lo que vemos, esto apenas empieza, suelto y feliz el ángel de la muerte…hasta mañana.