mayo 16, 2022

LA SERPENTINA 

¿Es GABINO el jefe de los Betanios? 

**El alcalde de Tecuala GABINO JIMÉNEZ HUERTA, desde ayer está vinculado a proceso por los delitos de tráfico de influencias, delito cometido por servidores públicos, usura y asociación delictuosa en su modalidad de pandilla, en tanto lo encarcelan, sigue siendo alcalde 

Pues mire usted lo que ya hemos comentado respecto al exagerado amor al dinero, otra vez le pregunto a usted: ¿ qué necesidad tiene un alcalde como GABINO  JIMÉNEZ, de Tecuala Nayarit, de convertirse en usurero y además, utilizando el cargo, abusar de quienes debe beneficiar? 

Lo más extraño de lo ocurrido ayer, es que el todavía alcalde de Tecuala Nayarit, daba la imagen de un hombre bonachón, tranquilo y aparentemente honesto, pero esto de honesto está comprobado que no sólo basta dar la apariencia, sino demostrarlo en la práctica. 

El tal alcalde, JIMÉNEZ HUERTA, había forjado una figura de trabajo, un aguerrido practicante del PRD, como cientos de otros morenistas, tuvo que dejar sus convicciones perredistas para ser candidato a la presidencia municipal de Tecuala, ya que lo hizo bajo las siglas del partido del Trabajo, (PT), partido que era aliado de MORENA y del Verde Ecologista. 

GABINO JIMÉNEZ, era conocido por haber ocupado el cargo de presidente la asociación ganadera local en Pajaritos, si figura causaba empatía con los tecualenses, pues GABINO JIMÉNEZ, era el clásico ranchero, hombre obeso, cachetón, bigotón, y sonriente siempre, así que bajo las siglas de los tres partidos MORENA, PT Y PVEM, ganó la alcaldía, aunque un candidato independiente, le dio cierta batalla. 

Pero como ya lo hemos dicho antes, no todo lo que parece es, es decir, el hombre no siempre está hecho para el puesto que tiene, y regularmente se van descubriendo las debilidades personales a la hora de comprobar su eficiencia. 

Esto ocurrió con el multicitado GABINO, quien  lo primero que hizo el día de su toma de protesta como presidente municipal, fue tomarse él mismo la protesta, al no asistir su antecesor que era un priista, GABINO, en lugar de pedir al Congreso del estado, que ejerciera su función y hiciera este protocolo, solito se impuso la banda y se dijo las palabras, prometiendo ejercer la constitución y el mismo dijo que de no ser así que el pueblo se lo demandara, ya empezaba a verse que el señor GABINO, estaba ansioso por tener poder, aunque no se sabía para qué quería tener este poder tan ansiosamente. 

Su ayuntamiento empezó a tener conflictos internos, los regidores se le rebelaron y ya para noviembre del año pasado, es decir, apenas dos meses después de haberse ungido él mismo como munícipe del XXXVIII ayuntamiento de Tecuala, su administración ya estaba en crisis, los regidores le exigieron que corriera al tesorero que él había puesto, un tal CARLOS LLANOS, y que también corriera al Secretario Técnico del Ayuntamiento FELIPE MEDINA,  sus cuadros empezaron a ser rechazados por los regidores y éstos eligieron como nuevo tesorero a CRISTIAN MILLAN PARTIDA, un joven pasante de derecho, que no tenía ningún antecedente en la política. 

El asunto es que a partir de la toma de posesión en su encargo, en el mes de septiembre de 2021, Gabino JIMÉNEZ,  organizó una serie de reuniones con diversos productores del campo que pretendían obtener semilla de frijol para la siembra de sus tierras dentro del temporal inmediato, y sabedor de la imperiosa necesidad de obtener dicha semilla y con ello evitar dejar sus tierras sin la siembra del producto, les propuso a los campesinos obtener semilla de frijol prestada, por la cual devolverían un kilo y medio por cada kilo que recibieran, lo que representó un pago de interés del 50 por ciento.  

Ante la extrema necesidad de empezar a trabajar sus tierras, los productores del campo aceptaron la semilla que fue proporcionada por empresarios del municipio de Betania, Jalisco (ya judicializados), con quienes el funcionario municipal tenía una relación cercana pues había realizado negocios con ellos, la semilla fue entregada a los campesinos a cambio de la firma de un pagaré por los kilos que tendrían que pagar con el interés respectivo, lo cual puso en evidencia que aprovechándose de su encargo como alcalde y de la extrema necesidad de los productores del campo, generó un beneficio económico en un negocio por él ofrecido a los comerciantes Jaliscienses, lo cual ejecutó en conjunto con estos mismos…y hoy GABINO, se salvó de dormir en la cárcel, pero en unos días más, quién sabe…hasta mañana