La nutrición nos ayuda a la prevención de la salud y a un sistema inmune fortalecido: ISSSTE

* Los alimentos que ayudan a reforzar el sistema son sobre todo los que cuentan con Vitamina C y Vitamina D, como el brócoli, la guayaba y los cítricos: naranja y limón, pero sobre todo una forma equilibrada de alimentación, nos pueden ayudar a tener una composición corporal adecuada

Por Argimiro León

En estos tiempos donde la población busca protegerse y prevenir enfermedades tan potentes como lo que hoy en día es la COVID 19 a nivel mundial, una de las alternativas, que se ha convertido en fundamental, es la buena alimentación, que ha demostrado ser aliada en el fortalecimiento del sistema inmune; es así que lo informa el ISSSTE, a través de la atención brindada por su equipo de nutrición de la Clinica de Medicina Familiar “Joaquín Cánovas Puchades”.

 Lo principal para evitar tener problemas de salud, informan los especialistas, es mantener una alimentación equilibrada, haciendo uso de lo que en nutrición llaman: el Plato del Bien Comer. “Es lo más básico en temas de nutrición, donde nosotros como nutriólogos recomendamos que la alimentación o los platos que vamos a consumir estén equilibrados, que quiere decir, que cumpla con al menos tres grupos variables de alimentos, que tenga sus verduras, sus cereales y su proteína” señaló el Doctor Saúl Jafed Sánchez Flores, nutriólogo de este instituto.

Subrayó que se ha notado que con el impacto de la pandemia han incrementado los diagnósticos de pacientes diabéticos, hipertensos y sobre todo un factor desencadenante de ambos padecimientos, lo que es el sobrepeso y obesidad.

“Es alarmante el aumento en la demanda por parte de pacientes nuevos que se ingresan al programa MIDE, que atienden a pacientes diabéticos y que derivado de ello pasan a consulta de nutrición. A raíz de los tiempos que hemos tenido de confinamiento, he recibido en mi consultorio un número significativo de personas con diagnósticos recientes de diabetes, muchos de ellos casos de jóvenes menores de 30 años, esto habla del desequilibrio que causo en la alimentación familiar esta pandemia” destacó el especialista.

La pandemia no sólo afecto el ámbito de la nutrición, destacó el médico, sino también lo psicológico, muchas personas señalan durante sus consultas y valoración, que a partir de que se quedaron en casa les causo mucha ansiedad y por ende el requerimiento calórico de cada persona aumento.

Derivado de estos acontecimientos, se incrementaron también los casos de sobrepeso y obesidad, y esto es gracias a los malos hábitos que adquirieron con el confinamiento sumado al sedentarismo, la falta de movilidad.

Es por ello que el ISSSTE invita a su derechohabiencia y a la población en general a sumarse a nuevos hábitos de vida, que permitan no sólo reducir los kilos ganados durante todo este tiempo, sino especialmente proteger la salud, fortalecer el sistema inmune.

Pueden acudir a su Clínica de Medicina Familiar, donde se llevará un control especial a todos los pacientes que quieren integrarse a nuevos hábitos de vida saludable. Se llena un expediente con su historia clínica, se toman sus medidas, peso, edad y actividad diaria, para realizar un diagnóstico y evaluación del tratamiento pertinente para cada persona.

Lo más indispensable para que nuestros nuevos hábitos funcionen, señala el doctor Sánchez Flores, es iniciar con lo más básico, no se trata de ponerse a dieta solo para un evento o una fecha en concreto, se trata de adoptar un estilo de vida, no solamente ponernos a dieta hasta lograr el objetivo y abandonarlo. Podemos empezar por lo más básico que es el Plato del Bien Comer y tratar de equilibrar nuestros alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: