agosto 14, 2022

Justicia para los que soportan la ignominia 

**Adolescentes y niños de escuelas públicas, soportan penosas condiciones higiénicas porque no tienen una voz que pida para exigir planteles dignos  

Un tema que parecería sencillo, simple en su solución, y sin mayor trascendencia local, probablemente sería el de dignificar los centros escolares oficiales, ubicados a lo largo y ancho del estado de Nayarit.  

Y por supuesto me refiero al tema del abandono físico de los edificios escolares, en el que recibió la actual administración aulas y escuelas completas.  

Por supuesto que esta problemática, y me refiero a estar consciente de lo que significa para un niño de primaria o un adolescente de secundaria, el pasar la mitad de su día hábil dentro de unos salones desvencijados, despintados, con paredes fracturadas en algunos casos a punto de caer sobre algún determinado grupo, con ventanas sin vidrios protectores tanto del frío, como del polvo y de la suciedad que eventualmente se respira en los centros escolares,  y especialmente salones sin los servicios básicos fisiológicos, léase baños o sanitarios y mingitorio, es toda una carga emocional y física.  

Claro que este tipo de escuelas las han conocido y seguramente las conocen actualmente, los niños y niñas, así como adolescentes que forman parte de la matrícula de escuelas públicas en la entidad, que dicho sea de paso, son la gran mayoría de estudiantes.  

Por eso para muchos nayaritas, probablemente no sea de impacto el hecho de que el gobernador MIGUEL ÁNGEL NAVARRO QUINTERO, tenga una campaña intensa para mejorar la infraestructura de los edificios o inmuebles de los centros escolares de la entidad.  

La idea del gobernador del estado es clara, y deduzco sin haberle preguntado al doctor NAVARRO QUINTERO, que él mismo durante su niñez, fue estudiante de planteles de primaria y secundaria del gobierno estatal o federal, su carrera profesional la realizó en el Instituto Politécnico Nacional, el famoso IPN, una escuela superior también de carácter público, así que dado que conocemos parte de la vida infantil del doctor, nos es fácil deducir que estuvo en escuelas públicas en sus estudios de educación básica.  

Y claro que estando uno en una escuela del “gobierno”, conoce a la perfección las carencias de servicios básicos y esenciales de las mismas.  

Uno de estos principales problemas y además que es indignante para el alumnado, es la falta de los llamados baños, que son los lugares en donde van los estudiantes a hacer sus llamadas “necesidades”.  

Por supuesto que los tiempos han cambiado mucho y los logros o beneficios para los alumnos de diversos grados, también han  ido poco a poco mejorando, pero recuerdo que los baños en las escuelas públicas, primarias y secundarias, de hace 50 o, 60 años;  eran verdaderamente asquerosos, en algunas escuelas aunque ustedes no lo crean, no había baños, esto porque si bien estaban las construcciones en donde aparentemente se ubicaban  dichos baños, siempre permanecían cerrados porque no había agua para limpiarlos, así que aquello era el infierno.  

Sólo supónganse ustedes una niña o niño de escasos seis o siete años de edad, con ganas de defecar, de orinar porque tomó agua en tiempos de calor, y que no pudiera ir a evacuar la orina o los desechos, era para enfermarse.  

Incluso puedo decirles que había escuelas de las más viejas de Tepic, como la primaria Benito Juárez, de la colonia Heriberto Casas, en donde los niños y las niñas tenían que hacer sus necesidades en unos pequeños agujeros situados al ras del suelo, algo verdaderamente asqueroso.  

 En otros casos, los baños estaban repletos de excremento porque no había agua, y era aguantar el asco y aumentar el volumen de suciedad, o aguantarse hasta llegar a casa, era algo realmente infrahumano.  

El Motivo del abandono en esta materia de higiene, de salud en los planteles escolares, nunca me lo expliqué, como dije antes, poco a poco, algunas escuelas fueron realizando sus obras básicas y saliendo del problema, pero muchas otras no.  

Y bueno, renovar los espacios educativos en Nayarit, es uno de los objetivos que el gobernador del estado, Miguel Ángel Navarro Quintero, no ha perdido de vista, por ello, se sigue trabajando por transformar las escuelas del estado y es que dice el doctor NAVARRO, que:  

«En las escuelas se forja la esperanza de un nuevo Nayarit. Para que nuestras niñas, niños y jóvenes tengan un mejor espacio de desarrollo, debemos darles un lugar digno para aprender y formarse como futuros ciudadanas y ciudadanos de bien”, totalmente de acuerdo…hasta mañana.