Logra Hospital Rural del IMSS Bienestar en San Cayetano evaluación del 99.7 por ciento

Logra Hospital Rural del IMSS Bienestar en San Cayetano evaluación del 99.7 por ciento

noviembre 9, 2019 0 Por Redacción
  • La nominación fue para Hospital Amigo del Niño y de la Niña. Con la evaluación final se fortalecerán las estrategias de la Lactancia Materna. Se capacitó al 100 por ciento a su personal clínico

El Hospital Rural No. 22 de IMSS-Bienestar, en la localidad de San Cayetano, Nayarit, logró la nominación como Hospital amigo del Niño y de la Niña, iniciativa que, desde 1991 es una estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidad para la Infancia (Unicef) para fomentar, apoyar y promover la lactancia materna en las unidades hospitalarias.

Su director, Gabriel Campos Navarrete informó que la nominación fue realizada por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, en donde se deben cumplir una serie de requisitos, entre ellos los “10 pasos de la lactancia materna exitosa” y tres anexos.

Destacó que dicho nosocomio obtuvo una calificación aprobatoria de 99.7 en su evaluación, la cual tuvo diferentes etapas en las que se valoraron las condiciones de infraestructura, espacios y la atención en cada uno de los procesos de las embarazada, que va desde su control prenatal, parto, puerperio y estancia en las diferentes áreas del hospital.

Primero se realizó un registro que consiste en una cédula de autoevaluación, “que se envía al Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, quienes evalúan si cumplen con los requisitos indispensables para, posteriormente, programar una visita de supervisión para realizar la evaluación y entregar los resultados”, añadió.

Campos Navarrete señaló que los tres anexos son importantes, porque valoran el código internacional de sucedáneos, así como la atención amigable, VIH y alimentación infantil. “Éste último es un apartado importante, en el sentido de detección oportuna para llevar una atención obstétrica adecuada y evitar el riesgo de contagio hacia sus bebés”, explicó.

 Admitió que se capacitó al 100 por ciento del personal, 20 horas teóricas y tres de práctica dirigidas al personal clínico, mientras que al personal no clínico, fueron ocho horas de teoría y tres de práctica. Es un esfuerzo grande y una responsabilidad para mejorar los procesos de atención, fomentar el buen trato a todos los pacientes y no incurrir en la violencia obstétrica.

Asimismo, añadió que se diseñaron nuevos espacios en el hospital, como un lactario y una área de atención amigable. “En este sentido, la paciente en trabajo de parto recibe el apoyo y el acompañamiento de un familiar, incluso si las condiciones lo permiten, pueden pasar a una sala de parto para apoyar a su familiar”.

Finalmente, manifestó que este tipo de procesos permiten mejorar las prácticas y la atención continua en los procesos de atención. “Es un logro del IMSS que se estén llevando prácticas en este sentido; están contempladas en la Norma Oficial Mexicana en atención de la mujer embarazada y con ello se cumplen los lineamientos normativos”.