Las familias que viven del campo están abandonadas a su suerte y es el sector más pobre

  • Esperamos que el gobierno federal no meta las manos en el proceso electoral que culminará el 6 de junio, porque hay muchos indicios en que se pretende manejar las elecciones, como es el caso de la vacunación y el desmantelamiento o desaparición de algunas instituciones

El gobierno federal desde su llegada inició el desmantelamiento de las instituciones con que se contaba en el campo mexicano y los campesinos nayaritas están sufriendo a la fecha porque no tienen recursos ni quien les proporcione el financiamiento que recibían de la Financiera Nacional de Desarrollo, pero además dejaron de percibir el PROCAMPO y otros programas más que les servían para preparar sus tierras, sembrar y manejar sus cultivos.

Esto fue informado por el dirigente estatal de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del estado de Nayarit, Antonio López Arenas, agregando que por ello “las tierras de cultivo se han quedado abandonadas porque si las familias que las trabajan no tienen recursos para invertirlos en sus siembras, prefieren irse a trabajar de peones o comerciantes ambulantes a las ciudades donde hay mayor movimiento”.

La situación que se vive en las pequeñas comunidades de la zona rural es ya intolerable, porque la pobreza se incrementa cada día, toda vez que no hay forma de que las familias obtengan un ingreso, pero tampoco alguna cosecha de productos básicos con los que pudieran alimentarse, pero al mismo tiempo, tampoco tiene la gente recursos para enviar a sus hijos a la escuela, para vestirlos y calzarlos, además cuando se enferman los padres de familia sufren porque no tienen con qué llevarlos a un médico o comprarles alguna medicina.

Añadió López Arenas que la desaparición de los programas que apoyaban al campo y a sus familias se terminaron, pero también hay el desmantelamiento de las instituciones que brindaban atención al sector campesino “por ello esperamos que en este gobierno estos sean factores principales para que la ciudadanía tome en cuenta el daño que han recibido por parte de la Cuarta Transformación”.

El líder campesino de Nayarit manifestó estar seguro que, en el Primer Distrito Electoral Federal, que en su mayoría es agrícola, es donde se está sintiendo más la pobreza, esperando que los ciudadanos otorgarán su confianza a quien consideren la mejor opción y que les represente un mejor nivel de vida, esto se conocerá el primer domingo de junio y la clase campesina de la zona norte de la entidad lo reconoce así.

Recordó que “En el campo nayarita y de todo México, se vive el abandono y la marginación de una manera criminal por parte del actual Gobierno Federal y ningún campesino olvidará lo que han vivido desde que llegó este gobierno, que desde su campaña, ofreció apoyar al campo y lo desmanteló, ofreció apoyar a las estancias infantiles y las desapareció, pero además desapareció los Fideicomisos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: