El gobierno del estado nos da esperanzas para ampliación y reapertura de otros giros: Aguilar

* Le solicitamos que los restauranteros cerremos a las 12 de la noche y se nos apruebe el uso del 50 por ciento de la capacidad de nuestros negocios. Perdemos un millón de pesos diariamente

Por Argimiro León

Por instrucciones del Secretario General de Gobierno, Antonio Serrano Guzmán, los restaurantes podremos a partir de la fecha, cerrar las puertas a las 11 de la nombre, pero desde las 10 ya no podemos recibir nuevos clientes, sino que solo quienes no hayan terminado sus alimentos pueden continuar al interior, pero además no podemos utilizar más del 30 por ciento de la capacidad de nuestros negocios y eso como que no nos beneficia mucho porque los empresarios sabemos que nunca nos vamos a recuperar.

Esto fue informado por el presidente de la CANIRAC, Alfonso Aguilar Barr, añadiendo que el negocio se sigue viendo complicado aun cuando no ofreció el funcionario una hora más para continuar abierto, ya que no podrá ingresar ningún cliente nuevo, máxime que “es en las noches cuando la gente requiere de ir a cenar a la calle cuando sale tarde de su trabajo y lo que tendrá que hacer es irse a los puestos de tacos, que son los que estarán abiertos sin pagar impuesto ni Seguridad Social”.

Indicó que entre los afiliados a su organización se encuentran restaurantes de tacos y cenadurías, negocios debidamente registrados, que pagan impuestos, salarios, INFONAVIT y el IMSS, por lo que si el restaurante está limitado a utilizar solo el 30 por ciento de su capacidad, si ya le quitaron mesas y también se le están quitando horas de atención al público, prácticamente lo está orillando a que cierre sus puertas para dar de baja a sus trabajadores y dejar de pagar impuestos.

Aunque algunos negocios posiblemente se vayan a la informalidad, porque estamos perdiendo alrededor de un millón de pesos diarios entre los 250 restaurantes afiliados a la CANIRAC, pero en total hay como 8 mil restaurantes abiertos al público, pero el sector restaurantero “está agonizando y no falta mucho tiempo para que fallezca”.

Destacó Aguilar Barr que mientras se hace cuentas y los comensales terminan sus alimentos, pasan dos horas y eso nos deja pérdidas millonarias que ninguna autoridad ha visto, esos ingresos a los restauranteros nos sirven para hacer los pagos indispensables y para la compra de la materia prima, por tal motivo estamos pidiendo que se nos permita estar con las puertas abiertas hasta las 12 de la noche y utilizar por lo menos el 50 por ciento de la capacidad y si no hay gente, tal vez no se utilice todo ese espacio.

Explicó que muchas personas ya no reabrieron sus negocios cuando inició la Nueve Normalidad, esto debido a que estaban pagando salarios y no les perdonaron las rentas, así que su poco o mucho capital que tenía, se fue en pagar y ya no pudieron seguir funcionando y eso mismo puede suceder en corto o mediano plazo, por lo que seguiremos haciendo nuestro mejor esfuerzo a ver hasta cuando aguantamos así.

Afirmó que el gobierno del estado les ha dado esperanza de mejorar, ya que puede haber cambios, admitiendo que el pedir ampliación en los negocios o reapertura de otros giros no significa que se vayan a relajar, porque estamos dispuestos a cumplir con todos los protocolos que las autoridades federales de Salud indiquen, porque siempre hemos sido respetuosos de las leyes y reglamentos y cuando pedimos algo es porque se hace necesario”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: