Ante la insensibilidad y las amenazas en Chiapas; la organización popular Antorchista

Héctor Hugo Villegas Severiano

Esta semana marcharon por las calles de la capital nayarita, jóvenes estudiantes del

Telebachillerato “Amado Nervo”, adheridos a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR) para exigir al gobierno del estado se cumpla la palabra empeñada por parte de funcionarios de la Secretaría de Educación y de la Subsecretaría General de Gobierno, quienes desde el año pasado vienen postergando la entrega de la clave de centro de trabajo de su institución educativa y el pago a sus profesores, que desde el ciclo escolar anterior vienen brindándoles clases a pesar de que hasta el día de hoy no reciben el pago por su trabajo. Durante la marcha y el mitin que realizaron frente a palacio de gobierno a través de los toques de su banda de guerra, de los bailes folclóricos y poesía, mostraron los avances que llevan en la educación integral que están recibiendo por parte de los siete profesores en su institución.

En la manifestación contaron con el apoyo de cientos de colonos y campesinos de diferentes municipios del estado, organizados en el Movimiento Antorchista, quienes de manera fraterna y solidaria respaldan la justeza de sus demandas, sin olvidar que ellos también reclaman apoyos que no han recibido durante dos años para dotar de los servicios básicos a sus comunidades que les permita mejorar sus precarias condiciones de vida para ellos y sus familias. A la dirigencia de ambas organizaciones se les ofreció ser atendidas por el Secretario General de Gobierno, José Antonio Serrano Guzmán, quien no se presentó a la reunión; en su lugar se presentaron el Subsecretario General de Gobierno, Jorge Vallarta, y el director general de los colegios de bachilleres del estado, quienes pretendieron desconocer el compromiso hecho con anterioridad por los funcionarios estatales, por lo que los integrantes de la comisión optaron por retirarse de la reunión, no sin antes señalar que continuarán su lucha todo el tiempo que sea necesario ya que se violan sus derechos constitucionales al negarles el derecho a la educación que está plasmado en la Constitución General de la República.

Por otro lado, llamó mi atención el comunicado emitido por el Ing. Homero Aguirre Enríquez, vocero nacional Antorchista, quien denunció que por órdenes del gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, se negó el estadio “Víctor Manuel Reyna” de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, lugar donde el antorchismo del sureste del país realizaría el próximo domingo, una concentración multitudinaria con 60 mil personas, para festejar los 45 años de lucha contra la pobreza que viene dando el Movimiento Antorchista Nacional, sin importar que con ello se atente contra el derecho de organización y se viole nuestra Constitución Política. Hay que resaltar que se prohibió tajantemente el uso del estadio, algo que ya había sido autorizado y pagado la renta varias semanas atrás y que además sobrevino la amenaza “habrá consecuencias” en caso de persistir en realizarlo en algún otro lugar.

Es preciso señalar que, en ambos casos, tanto el Gobierno del estado de Nayarit como el Gobierno Federal de la 4T de extracción morenista sin ningún recato y pudor violan la ley y se muestran como enemigos de la organización popular, ¿será que la actitud de ambos gobiernos esta sincronizada? ¿Es una acción de común acuerdo y que se trata de una campaña de represión y bloqueo ilegal hacia la lucha de los sectores más pobres de nuestro país? Todo parece suponer que sí. Pero deben saber que en ambos casos no lograrán detener nuestro derecho a la organización y a la lucha, no descansaremos, continuaremos denunciando con todos los recursos que estén a nuestro alcance, su política insensible y represiva, llevaremos nuestro mensaje por todo el territorio nacional demostrando que a los gobiernos actuales no les interesa en lo más mínimo acabar con la pobreza en la que viven millones de compatriotas y por ello seguiremos llamando al pueblo mexicano a que se una a nosotros y en caso de ser necesario nos dispongamos a tomar las riendas de nuestra patria y juntos construyamos un futuro luminoso para todos. Lo sucedido el día de hoy no nos desanima ni nos intimida, por el contrario, nos confirma que estamos en el camino correcto y que más pronto que tarde habremos de vencer. ¡Que eso nadie lo dude!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: