agosto 8, 2022

Terapias para extirpar viejos vicios políticos 

**Sin necesidad de evidenciar al congreso del estado en prácticas de nepotismo, el diputado SERGIO GONZÁLEZ, impulsó abiertamente a la esposa de su hijo, como comisionada del ITAI 

Díganme ustedes qué necesidad hay de que las personas saquen a relucir sus viejas mañas cuando aparentemente cambian su manera de pensar, por otra mejor o peor a veces, digamos cuando cambian de equipo, de escuela, de creencias religiosas, incluso cuando cambian de familia. 

Se supone que cuando una persona decide hacer un cambio en su vida, deja atrás las viejas costumbres o “mañas”, como decimos coloquialmente a las personas que tienen malos hábitos. 

Este es el caso del señor diputado SERGIO GONZÁLEZ GARCÍA, mejor conocido como el “PIPIRIPAO”, quien se forjó políticamente como priista, con todas las actitudes, mañas, manías, destrezas, ambiciones, trampas y conveniencias, propias de los políticos egresados en este instituto, aunque quiero que quede claro que dentro del partido Revolucionario Institucional, he conocido a verdaderos personajes que tienen la ética de servicio, es decir que no vamos a juzgar por uno o dos elementos de los llamados “clásicos priistas”, a todos, ciertamente dentro de todos los partidos políticos, siempre existen los militantes que creen en la doctrina política, que creen en los principios que promulgan los institutos a los que pertenecen. 

Lamentablemente este no es el caso del conocido PIPIRIPAO, alias SERGIO GONZÁLEZ GARCIA, cuyo principio es ser acomodaticio hasta la muerte, así tenga que vivir o pertenecer un día al Partido Popular Socialista, de ALEJANDRO GASCÓN MERCADO, o al extinto PARTIDO DEMÓCRATA MEXICANO, digo si estos dos partidos resucitarán y tuvieran la fuerza de llevar a SERGIO GONZÁLEZ, a una diputación, alcaldía o regiduría, ahí estaría apoyando el buen PIPIRIPAO. 

A los que lo conocemos no nos sorprende su estilo, cambió de  partido, se metió a MORENA, vía el Partido Verde Ecologista, que siempre ha sido un satélite de los partidos que están en el poder, en su momento del PRI, y ahora de MORENA, y pues ahí tienen ustedes al PIPIRIPAO, que después de haber sido alcalde por el PRI, diputado federal por el PRI, y luego el delegado de la CDI que es la Comisión de Desarrollo de los Pueblos Indígenas, este penúltimo cargo ya como aplaudidor de MORENA, y ahora actualmente de nuevo diputado local, pero por el PVEM, nada extraordinario, siempre es su estilo, para que nadie se asuste. 

Y como en el viejo sistema de gobierno, en los conservadores, dijera don AMLO, los priistas se quedaron acostumbrados a la práctica del nepotismo, pues es difícil que esa costumbre se le extirpe a don PIPIRIPAO, nomás por haber cambiado de partido, y por ser ahora del tren que arrastra MORENA, es decir del PVEM, igual puede ser del PT de FUGIO ORTIZ, en cualquier momento, qué le costaría abjurar del PVEM, y bautizarse en el PT, es cosa que lo conven$an, y listo. 

El caso es que este pasado jueves, LA PRESIDENTA DEL HONORABLE CONGRESO EN EL ESTADO DE NAYARIT Y DE LA MESA DIRECTIVA, Alba Cristal Espinosa Peña, les tomó la protesta de ley, a las ciudadanas, Esmeralda Isabel Ibarra Beas y Alejandra Langarica Ruiz como comisionadas del ITAI (Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Nayarit

Las futuras elegidas tendrán la responsabilidad durante 7 años. Fueron dos votaciones por separado las que se llevaron a cabo para poder designarlas, bajo el escrutinio del cuerpo legislativo. 

El asunto es que ALEJANDRA LANGARICA RUIZ, quien quedó en segundo lugar del escrutinio, o de los votos legislativos, es esposa del hijo del PIPIRIPAO, del diputado del PVEM, SERGIO GONZÁLEZ GARCÍA, y aunque se hicieron los votos por separado, quedó en el aire la sensación de que el señor diputado ex priista, uso de las costumbres viejas de “recomendar”, a familiares, para que su nuera llegara a ser comisionada del ITAI. 

Digo de ninguna manera dudo de que la señora comisionada, nuera del PIPIRIPAO, ALEJANDRA LANGARICA RUIZ, haya obtenido su puntuación en forma limpia, pero si el diputado pevemista, se hubiese abstenido por cuestiones de principios de participar en un proceso en donde la esposa de su hijo, era la propuesta, esto tendría un tufillo mas agradable ante los ojos del ciudadano, pero las mañas y vicios de toda la vida, son difíciles de extirpar de un solo golpe…