mayo 17, 2022

¿Quién es culpable de las fiestas para alcoholizar menores?

LA SERPENTINA 

POR GUILLERMO AGUIRRE 

** En lugar de imponer disciplina a sus muchachitos, los padres de familia, lanzan toda la responsabilidad a los casinos en donde se consume cerveza, con esto ya cumplieron  

Pues como antes lo hemos dicho, las “benditas redes sociales”-como las llamó el jefe del poder ejecutivo federal cuando ganó y todavía tenía rasgos de gratitud- que nos permiten una comunicación instantánea y directa con quienes nos queremos contactar, a veces incluso sin conocerlos, como todas las cosas en el progreso, pueden ser usadas también para esparcir, difundir y promocionar actos y eventos que pudieran dañar a algunos y algunas. 

Leo por ejemplo que se han clausurado en los últimos 10 días tres fiestas en las que menores de edad ingerían bebidas alcohólicas, supe desde el inicio de este problema, que las invitaciones se hacían vía internet, vía las redes sociales, utilizando palabras que entre la muchachada es sencillo de descifrar, y entender de qué se va a tratar en las fiestas. 

Por cierto, entrar a los casinos en donde se celebraban las fiestas para menores de edad, tenía un costo, es decir no era gratuita la entrada, así que los organizadores garantizaban con esto, cuando menos tener recursos para pagar la renta del casino. 

Dos de estas fiestas de libertinaje para el consumo de alcohol, se dieron primeramente el viernes 18, mientras que la segunda se dio el sábado 19, de este mes que hoy termina, la última fue el pasado sábado 26 también de este agónico mes, los lugares fueron casinos con buen espacio para tener el mayor número de muchachos ávidos de ganas de experimentar a ver qué se siente andar briago en algunos casos “hasta las manitas”. 

Los tres sitios que eran lugares propicios para este tipo de eventos masivos, fueron clausurados por las autoridades correspondientes. 

Pero entonces aquí empieza la cultura mexicana, los dueños de los casinos al ser notificados del cierre o clausura de sus negocios, de inmediato se defendieron diciendo algo que es muy racional y cierto, ellos les rentan los lugares de reunión, o sea estos casinos, a personas adultas con las que hacen un contrato que luego ambas partes, el dueño y el llamado inquilino firman. 

Y como dicen los propietarios afectados por la clausura, ellos siempre han hecho esto de rentar a personas que tengan incluso su credencial de elector, a la que le dan las indicaciones para realizar su festejo. 

Y seguramente si alguno de ustedes ha rentado un casino para un determinado festejo, verá y sabrá que a la hora de firmar el contrato, la empresa o persona responsable de la misma, nunca le prohíbe a uno algún determinado consumo de bebida. 

Luego de pagar la renta, la cual regularmente es por adelantado, el que rentó, hace el festejo a su gusto, y en efecto, los dueños sólo reciben el dinero del alquiler, un alquiler que les da derecho a usar las instalaciones al gusto del que alquila. 

Luego vino por otro lado la queja de los padres, manifestando algunos, que no sabían que en esos lugares donde estaban sus hijos, se vendían y consumían bebidas alcohólicas, y que de haber sabido, nunca hubieran dejado a sus hijos asistir. 

Como les he dicho, en nuestra cultura estamos dispuestos a echarle la culpa a otros, de nuestros fracasos y en este caso, los padres de los muchachos se mostraron indignados por lo que consideraron un engaño para sus hijos, es decir, consideraron que sus muchachos, algunos de los cuales andaban hasta atrás de borrachos, habían sido víctimas de un engaño. 

Incluso, en el evento del pasado sábado, que fue el último en ser clausurado, se decomisó aparte del alcohol, algunas bolsas con un vegetal verde y seco con las características propias de la mariguana, o sea, para entendernos mejor, estos chamaquitos ya empezaban a “quemarle las patas a Judas”, que es la manera en que se le llama a fumar mariguana. 

Lo cierto es que los papás en lugar de auto criticarse por darles una libertad que aún no saben usar sus “niños”, optaron por echarle la culpa a los casinos en donde se celebró la fiesta, y así asunto arreglado, a estar listos, porque ya viene la siguiente fiesta… hasta mañana