Política Al Margen Por Jaime Arizmendi

*Ni  con  Cadena  Perpetua  Pagarán  Marín  y Succar  Kuri  sus  Abusos

*Cientos  de  Niñas  y Niños,  Víctimas  de  esa  Red  de  Pederastas

*¿Cuándo  Kamel  Nacif  Borge,  Socios,  Clientes,  Protectores…?

Argonmexico / Ay cuerda no te revientes, que es el segundo jalón…  Kamel  Nacif,  Jean  Succar  Kuri  y el   entonces  gobernador  de  Puebla,  Mario  Marín,  fueron  acusados  de  pertenecer  a una  red  de   pederastas  por  Lydia  Cacho  en  su libro  publicado  en  2005:  “Los  demonios  del  Edén”.  En  su acuciosa investigación,  la  periodista  involucra  en  esa  organización  criminal  a “empresarios”,  gobernadores, políticos,  autoridades  judiciales  y policiacas.

Tal  era  el  poder  de  esa  red  de  pornografía  y prostitución  infantil  en  México  que  el  16  de  diciembre  de 2005,  siete  meses  después  de  la  aparición  de  la  primera  edición  de  la  obra,  judiciales  poblanos viajaron  a Cancún  para  privar  de  su libertad  a Lydia  Cacho  acusada  de  “difamación  y calumnia”. Durante  el  largo  trayecto  realizado  en  vehículos  oficiales  por  carretera  hasta  Puebla,  la  torturaron. El  periódico  feminista  “Mujeres  en  Red”  retoma  datos  de  la  obra  de  Lydia  Cacho  y expone  casos como  el  de  Gabriela,  ahora  de  29  años  de  edad,  casada  y con  dos  niños,  quien  asegura  haber  sido   víctima  de  Succar  hace  14  años.

Narra  que  una  amiguita  de  la  escuela  la  llevó,  junto  con  otras  ocho  niñas,  a una  reunión  con  Jean   Succar  y Gloria  Pita.  Rememora  que  algunas  se quedaron  y fueron  forzadas  a llevar  a otras  niñas  y  niños.  Ante  la  pregunta  expresa  de  cuántos  menores  creen  que  llegaron  a fotografiar,  y a forzar  a  tener  sexo  para  grabar  videos  en  esos  tiempos,  con  lágrimas  en  los  ojos  calcula  se trate  de  cientos  de   criaturas.

Gabriela  se niega  a hablar  con  las  autoridades;  ahora  es  una  mujer  casada,  vive  en  una  casa  de  la   zona  hotelera  de  Cancún  y sus  padres,  quienes  pertenecen  a la  alta  sociedad  cancunense  yucateca, nunca  supieron  nada.

Se  dice  convencida  de  que  Succar  es  intocable.  Luego  de  haber  visto  la  tortura  pública  a la  que  la   Procuraduría  de  Justicia  sometió  a Emma  y a otras  niñas  y sus  mamás,  ella  se conforma  con  ir  a  consultar  a su terapeuta  a Mérida  una  vez  al  mes.  Reza  para  olvidar  y cuida  a su hijo  y a su hija  de   extraños  y conocidos  por  igual.

Según  ella,  nadie  merece  vivir  lo  que  todas  estas  niñas  y niños  han  pasado,  pero  el  tema  se considera tabú.  Por  eso  ella  rompió  la  tradición  familiar  y a sus  criaturas  les  ha  explicado  lo  que  es  el  sexo  y lo   que  es  el  abuso.

L as  acusaciones  de  pederastia  en  contra  de  Succar  Kuri  fueron  expuestas  en  2003  luego  de  que  un   grupo  de  niñas,  niños  y adolescentes  denunciaron  al  empresario  libanés  por  los  delitos  de  corrupción de  menores,  pornografía  infantil  y violación  equiparada.

El  pederasta  fue  detenido  en  febrero  de  2004  en  Chandler,  Arizona,  en  Estados  Unidos.  En  marzo  de   ese  año,  la  delegación  de  la  entonces  Procuraduría  General  de  la  República  (PGR)  en  Quintana  Roo,   ejerció  acción  penal  en  su contra  por  el  delito  de  pornografía  infantil  agravada.  Y aunque  había  sido   sentenciado  a 112  años  de  prisión,  en  2016  un  tribunal  la  redujo  la  condena  a 70  años.

Kamel  Nacif  Borge  (primo  de  Miguel  Borge  Martín  y tío  de  Roberto  Borge  Angulo,  exgobernadores  de Quintana  Roo  1987-1993  y 2011-2018,  respectivamente),  mientras  el  10  de  julio  pasado  fuentes  de  la Fiscalía  General  de  la  República  revelaron  haber  ubicado  al  pederasta  en  Líbano,  su tierra  natal;  50   días  después,  en  septiembre  2020  le  fueron  liberadas  cuentas  bancarias  por  800  millones  de  pesos. Fue  Santiago  Nieto,  titular  de  la  Unidad  de  Inteligencia  Financiera  (UIF),  quien  confirmó  que  las   cuentas  bancarias  de  Kamel  Nacif  Borge  fueron  descongeladas.  De  un  plumazo  se ordenó  liberarle 800  millones  de  pesos  “que  se habían  logrado  congelar  en  temas  vinculados  no  solo  con  corrupción política,  sino  también  con  trata  de  personas“.

Ante  ese  lacerante  suceso,  la  periodista  Lydia  Cacho  salió  al  paso  y acusó  en  su  cuenta  de  Twitter:  “La corrupción  del  poder  judicial  de  México  sigue  igual.  Dos  jueces  de  Puebla  liberan  las  cuentas congeladas  de  los  prófugos  torturadores  y tratantes  de  niñas.  El  exgobernador  Mario  Marín  y Kamel Nacif  tienen  800  millones  de  pesos  libres  para  moverse  a su  antojo;  buscados  por  Interpol  (sic)”.

Incluso  reveló  que  el  juez  octavo  de  distrito  de  juicios  federales  de  Puebla,  Pedro  Arrollo  Soto,  fue   quien  ordenó  la  liberación  de  las  cuentas  del  pederasta.  Vale  anotar  que  en  Puebla  se  afirma  que   Mario  Marín  “apoyó  con  todo”  a su paisano  Miguel  Barbosa  Huerta  para  que  triunfara  en  las   elecciones  de  gobernador.

Además,  al  “Gober  Precioso”  también  se  le  encontró  en  la  lista  de  los  23  mexicanos  a quienes  les   fueron  decomisadas  fuertes  sumas  de  dinero  en  Andorra.

Hace  unos  días,  la  justicia  de  Andorra  confirmó  que,  en  el  contexto  de  una  operación  contra  el  lavado de  dinero  y de  una  investigación  internacional  contra  el  fraude  financiero,  confiscó  dos  mil  millones de  euros  (48  mil  millones  de  pesos),  que  al  parecer  pertenecían  a 23  empresarios  o inversionistas mexicanos.

El  dinero  incautado  se encontraba  depositado  en  cuentas  bancarias  que,  a su vez,  formaban  parte  de   los  fondos  del  Banco  Privado  de  Andorra  (BPA),  entidad  financiera  intervenida  desde  2015  por  la   supuesta  ilegalidad  de  sus  operaciones.

En  cuanto  a la  captura  de  Mario  Marín,  la  FGR  logró  cumplimentar  finalmente  una  orden  de   aprehensión  emitida  desde  el  11  de  abril  de  2019,  por  el  Primer  Tribunal  Unitario  de  Quintana  Roo.   En  esa  petición  judicial  aparece  el  exgobernador  y su exjefe  de  la  Policía  Judicial  del  Estado  de   Puebla,  Hugo  Adolfo  Karam  Beltrán,  ambos  acusados  de  tortura  en  agravio  de  Lydia  Cacho. Pero,  cuántos  más  faltan  de  esa  enorme  red  de  pederastas  formada  por  políticos  de  altos  vuelos  que   han  promovido  el  robo  y secuestro  de  niñas,  niños  y jóvenes,  para  que  sean  violentados  sexualmente por  locos  degenerados,  y que  luego  pasen  a ser  fotografiados  y filmados  para  el  multimillonario mercado  de  la  pornografía  infantil.

La  mudez  de  la  sociedad  y del  Estado,  no  puede  continuar  un  día  más,  cuando  miles  de  menores  son   víctimas  de  depredadores  humanos  que  les  convierten  en  objetos  sexuales  de  compraventa  y  disfrute  de  locos  que  encuentran  en  el  abuso  sexual  infantil  y en  la  pornografía,  un  deleite  sin  la  más   mínima  ética.  Urge  que  la  4T  agarre  al  toro  por  los  cuernos  y acabe  con  esas  ratas  inmundas. Es  de  esperar  que,  ahora  caigan  quienes  hayan  estado  involucrados  en  esa  y en  todas  las  posibles redes  de  pederastas,  sean  políticos,  empresarios,  dirigentes  de  toda  organización  social  y más.   Y  nada  de  que: hágase su voluntad, en las mulas de mi compadre…

argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: