junio 30, 2022

Pese a la reducción del presupuesto federal y la suspensión de programas el campo sigue en pie

Por: Argimiro León

Pese a que las diversas condiciones fueron adversas en el estado y en el país, pudimos salir adelante con nuestros compañeros campesinos y eso se logró gracias a la unidad y participación de cada uno de los nayaritas que viven y trabajan por el campo, porque cuando todos hacemos equipo como un solo hombre, las cosas que emprendemos salen adelante con buenos resultados.

Esto fue informado por el ex dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Antonio López Arenas, luego de que este fin de semana hubo cambios en la dirigencia y por instrucciones del líder campesino nacional, Ismael Hernández, se realizó el relevo en la organización campesina de Nayarit llegando al cargo, Carlos Castillón Medina.

El cambio Institucional del líder campesino se realizó en el edificio cenecista en donde estuvieron presentes el Presidente del PRI en la entidad, Enrique Díaz López y el ex líder nacional de la CNC, Manuel Cota Jiménez, igualmente ex dirigentes cenecistas, representantes campesinos de los municipios y representantes populares del sector priísta.

Asimismo el representantes del dirigente nacional, Hernández Deras, fue el encargado de tomarle la protesta al nuevo dirigente estatal y en su discurso hizo un público reconocimiento a la labor realizada por Antonio López Arenas, a quien le valoró haber trabajado a favor de los campesinos nayaritas en tiempos difíciles, ya que por la pandemia, las políticas públicas del gobierno federal, que suspendió todos los programas y dejó en el abandono al ampo “pudieron sobrevivir y seguir, a su manera, cultivo productos alimenticios para Nayarit y para México”.

Recordó que se reconoce más a un dirigente que hace mucho con poco, a uno que hace mucho teniendo todo a su disposición y López Arenas fue un dirigente que aparte de no tener el apoyo del gobierno federal, levantó con valor la voz entre sus compañeros campesinos para exhortarlos a seguir cultivando la tierra y así evitar que los nayaritas sufran desabastos de muchos productos que son cultivados en la entidad. 

En su oportunidad Enrique Díaz, líder priísta de Nayarit no dudó en criticar la política del nuevo régimen la cual, dijo, ha reducido este año un 22 por ciento del presupuesto a favor del campo y los campesinos, pero que también en tan solo tres años ha aumentado a la pobreza a más de tres millones de mexicanos.

Por su parte, Carlos Castillón en su mensaje pidió que sea la unidad la que prevalezca para hacer de la CNC en Nayarit un instrumento al servicio de los campesinos, al mismo tiempo que se comprometió “a abanderar las causas justas de las familias del campo que en estos momentos viven tiempos de abandono y marginación por el Gobierno Federal.»