agosto 14, 2022

¡¡Las “otras”, el borrego las paga!! 

**Le fue bien a la Secretaría de Hacienda, con el aumento de alcohólicos en el país, en 5 meses pagaron más de ONCE MIL MILLONES DE PESOS al SAT, ahora esperemos los enfermos. 

Se han de acordar algunos del corrido que José Alfredo Jiménez, se compuso asimismo, pero en sus versos decía, “José Manuel “el borrego”, Jiménez, se apellidaba” tal canción o corrido trata de un tipo de apellido Jiménez, que cuando estaba en las cantinas no sentía ningún dolor, por cuatro copas de vino, dejaba el más grande amor.  

Es decir que el tal borrego, era un alcohólico empedernido que por nada dejaba el vicio de tomar, al precio que fuera, e incluso invitando los tragos en la cantina cuando traía dinero. 

Y bien, esta canción que grabó el artista nacido en 1926 en Dolores Hidalgo, Guanajuato; sigue no sólo con la misma vigencia en cuanto al consumo de alcohol, sino que ya ha sido superada en materia de alcoholismo  

Y para sustentar mí dicho, -como dicen los penitenciaristas, este viernes que acaba de pasar, el Sistema de Administración Tributaria, mejor conocido por los que tienen afición de pagar impuestos, como el SAT, dio a conocer un dato que antes de festejarlo, quizá debamos meditarlo, tal dato es que un mayor consumo y precios más elevados causaron que, en los primeros cinco meses de este año, 2022,  la recaudación por el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a bebidas alcohólicas fuera de 11 mil 18 millones de pesos, un incremento anual del 20.4 por ciento, esto según el propio SAT. 

Observen los dos conceptos que hicieron que se incrementara como nunca en la vida, la recaudación por el IEPS por la ingesta de bebidas alcohólica, la primera fue UN MAYOR CONSUMO, y la segunda fue, PRECIOS MÁS ELEVADOS, es decir, aumentaron los precios de bebidas embriagantes, cervezas y todo tipo de vinos y licores, y aún con este aumento, se consumieron más bebidas, es decir para que usted lo comprenda mejor, existen más alcohólicos en el país, en un lapso de 5 meses en México, tanto así es el dato crudo, que los consumidores de bebidas etílicas, y no los vendedores de las mismas, pagaron en total de puros impuestos, más de 11 mil millones de pesos, se escribiría así: $ 11,000.000.000.00, los otros 18 millones de pesos, es como nada, comparado con los 11 mil millones de pagos por consumo de alcohol, en sólo los meses de enero a mayo. 

Para ahondar un poco en el asunto fiscal de nuestros apreciados borrachitos, les abundo diciendo que este Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) es un gravamen que la Secretaría de Hacienda cobra por la producción venta, importación de productos como la gasolina, diésel cigarros, refrescos, bebidas alcohólicas y alimentos con alto contenido calórico.
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que, al igual que el IVA, se trata de “un impuesto indirecto; debido a que los contribuyentes no lo pagan directamente, sino que lo trasladan o cobran a sus clientes (excepto en importación) y el contribuyente sólo lo reporta” al fisco.
Esto último implica que, cuando un consumidor compra cuatro o cinco charolas de corona light, o modelo especial, o varios cartones de “caguamas”, en los depósitos, o los oxxos, en donde los compran, les cobran el costo más el IEPS, es decir que los tomadores no saben ni preguntan porque aumentó tal o cual bebida, simplemente pagan el costo de su “chela”, más el IEPS, y todos contentos, luego todas las tiendas o personas que vendan este tipo de productos, le reportan a Hacienda, lo que le tocá, y miren, en cinco meses, a saber, enero, febrero, marzo, abril y mayo, se le reportó al SAT, que entre todos los alcohólicos del país, le habían pagado en impuestos, 11 mil 18 millones de pesos. 

De la anterior cantidad, se deduce que en promedio cada mes, se le pagaron al SAT, nomás por este concepto de entrarle al alcohol, 2 mil 203, millones 600 mil pesos, por mes. 

Pues viéndola bien, no le va tan mal al SAT, con el incremento de alcohólicos, lo que si no estoy seguro es si al país, y al sistema de salud, le vaya a ir bien, con esta combinación, porque es verdad que ingresa más dinero al fisco, pero también lo es, que a futuro, seguramente el país gastará millones y millones en tratamientos por cirrosis, por cáncer de páncreas, y otros muchos males que son consecuencia de este vicio que da por lo pronto buenos dividendos al país…hasta mañana