agosto 8, 2022

La molesta ley y el incómodo orden 

** Si cada uno cumple con lo que dictan las leyes, seguramente nadie se quejará de abusos de parte del gobierno 

Escucho diversas quejas de ciudadanos tepicenses que sienten la mano dura de la ley en su vida diaria, primero escuchamos que los elementos de la policía vial, andaban desatados poniendo multas a diestra y siniestra especialmente a quienes se estacionaban en lugares prohibidos.

Luego se comentó que el alcoholímetro era un abuso, porque castigaba a los jóvenes y a los no tan jóvenes que manejaban en estado de ebriedad, inhibiéndolos de su gusto por el alcohol, lo cual los podía traumar.

Y ahora, la jefa del Departamento de Funcionamiento de Negocios del municipio de Tepic, Marcela Hernández Elías, nos dice que se continúa trabajando en la cartera vencida.

La funcionaria municipal señaló que se continúa visitando a las personas que no se encuentran regularizadas, y que, incluso, hay establecimientos que tienen requerimientos y aun así no se presentan. 

Reveló que en este recorrido se han visitado 60 colonias y que se están realizando las clausuras correspondientes, ya que hay negocios con adeudos mayores a 12 años por lo cual están siendo cerrados.

Van alrededor de 30 clausuras en 2 semanas, debido a que cuentan con adeudos de hasta 12 años, siendo giros blancos el total de los negocios afectados

Es decir, dice la señora MARCELA HERNÁNDEZ ELÍAS, que están haciendo una revisión muy exhaustiva con aquellas personas que tienen negocios y que aun siendo notificadas, avisadas, requeridas, siguen haciendo caso omiso a toda información para ponerse al corriente, y ante esta actitud, el Departamento de Funcionamiento de Negocios, no le queda de otra más que cerrar los negocios deudores, es una forma de recuperar como lo dijo la jefa de este departamento, la cartera vencida.

Ahora bien, lo único que pretendo decir con estos ejemplos arriba citados, es que en efecto, vivir bajo la ley no es cualquier cosa, y es adaptarse a vivir como un buen ciudadano, o estar jugando a ganarle a la ley y al orden también.

Por ejemplo, hablando en materia de infracciones por estacionarse en lugares prohibidos, en donde la multa llega a 750 pesos, o 350 si se paga antes de los 15 días, existen sitios que son gratis, pero tienen sus límites, por ejemplo  fuera de los mercados municipales, hay espacios para estacionarse y hacer compras de preferencia dentro del mercado, pero los letreros que están ubicados en estos lugares claramente dicen que se permite estacionarse una hora, tiempo suficiente para entrar a un mercado comprar frutas, verduras y tomarse un chocomilk, y luego retirarse en el vehículo estacionado sin sufrir sanciones viales.

Pero ocurre que muchas personas usan los estacionamientos de los mercados para dejar ahí sus carros e irse a trabajar, o desayunar en algún restaurantito cercano, duran tres o cuatro horas, y claro cuando van por sus vehículos descubren la boleta de la multa y por supuesto que se molestan.

Igual situación ocurre con nuestros queridos muchachos alcohólicos, quienes eventualmente caen a un retén de este tipo, los llamados alcoholímetros, y al aplicárseles sus respectivas multas, y en algunos casos, confiscarles o decomisarles sus vehículos ya que no pueden manejar en estados de ebriedad muy alto, estas personas sancionadas, cuando recobran la lucidez mental, de inmediato se quejan, acusan al gobierno municipal o estatal, de estar haciendo estas revisiones con el afán de hacer dinero para pagar algún tipo de bono a los trabajadores municipales o estatales.

Lo cierto amigos y amigas, es que usted tiene en sus manos la fórmula para evitar estas cargas que son molestas y que además nos cuestan dinero pues se tiene que pagar multa para vida de que le retornen a uno la placa o la licencia de manejar, o en algunos casos el vehículo, así que lo único que hay que hacer es caminar conforme a la ley y al orden, y así nunca será molestado, o molestada… hasta mañana.