Inversión en el sistema electoral nacional básica para la estabilidad política: Trujillo

Inversión en el sistema electoral nacional básica para la estabilidad política: Trujillo

noviembre 27, 2019 0 Por Redacción
  • Destaca el Vocal Ejecutivo del INE en Nayarit las bondades que representa para el país los candados y medidas alcanzadas por el Sistema Electoral en los últimos 30 años para generar certeza en las elecciones

No obstante la reducción presupuestal al INE, éste no disminuirá la calidad de los servicios a la ciudadanía ni relajará su misión, aun en la elección más grande de la historia con 96 millones de electores y 3 mil 495 cargos de elección popular federales y locales en disputa.

En un contexto en el que se han presentado un conjunto de iniciativas como la que la actual Legislatura decidió imponer al Instituto Nacional Electoral, que redujo su solicitud de presupuesto para 2020 en mil 71.5 millones de pesos, “lo que colocaría a la institución en una potencial zona de riesgo, tanto en sus funciones como en su capacidad operativa y autonomía, precisamente en el año en que tendremos que iniciar la preparación de lo que será la elección más grande de la historia”.

Lo anterior fue advertido hoy por el Vocal Ejecutivo del INE en Nayarit, Eduardo Manuel Trujillo Trujillo, quien en reunión de trabajo recordó que el Instituto presentó este año una solicitud de presupuesto que ascendía a 12 mil 493 millones de pesos, monto calculado sin excesos para poder cumplir cabalmente todas las funciones, atribuciones y servicios bajo su responsabilidad.

Agregó que dicho presupuesto, que es el único de cualquier poder público, organismo o institución o dependencia del Estado mexicano que desde siempre se construye, formula, elabora y debate en público, se aplicará en un año cuyos últimos 4 meses estarán dentro ya del Proceso Electoral Concurrente 2020-2021, la elección más grande de la historia, “tanto por el número de electores que se estiman en alrededor de 96 millones, así como el número de cargos de elección popular federales y locales que estarán en disputa de 3 mil 495, que significan 260 más que en 2018”.

En un mensaje de posicionamiento institucional de la Junta Local a su cargo el Delegado del INE precisó que más que un costo, el presupuesto del Instituto es una inversión que el país hace para contar con un sistema electoral que nos ha dado estabilidad política y paz social.

“Los últimos años –dijo- dan cuenta de que en México se ha edificado un sistema electoral que ha fortalecido las condiciones para un ejercicio libre de los derechos políticos y para la celebración de contiendas electorales más equitativas, ciertas y transparentes en las que son las y los ciudadanos y nadie más que ellos, quienes con su voto libre deciden quien nos gobierna y nos representa”.

Trujillo Trujillo enfatizó de igual forma, que el fortalecimiento de la democracia es una inversión necesaria para preservar los logros que tanto nos ha costado como país, y que sacrificar la democracia y las elecciones libres y genuinas, organizadas por una autoridad electoral autónoma, independiente e imparcial significaría, además de un lastimoso retroceso histórico, un enorme costo social y político, e incluso económico.

En otro orden, el funcionario destacó que en México los órganos constitucionalmente autónommos, en la medida que se crearon y se han desarrollado, han permitido poner límite a la que durante más de 70 años del siglo pasado fue llamada la “Presidencia imperial”. Agregó que “Sorprende que hoy, el Congreso, asfixie presupuestalmente a los órganos autónomos en un argumento falso de austeridad selectiva y destructiva, quizá maliciosa mezquindad, pues se reducen sustancialmente sus presupuestos sin un análisis previo sin argumento de valor”.

Señaló que los “recortes” al presupuesto conjunto de la Fiscalía General de la República, el Consejo de la Judicatura, INE, TEPJF y la CNDH alcanzan los 4 mil 182 millones de pesos, austeridad a las autonomías que equivale a, cuando se tienen 600 pesos, 28 de los cuales son incremento para gasto, y se escatima de manera mezquina argumentando austeridad, 0.06 (seis centavos) a las autonomías.