En México aumenta la población de adultos mayores y disminuye la juventud: Cermeño

Hay 125 millones de personas que residen en el país. El 51.1 por ciento son mujeres (63.9 millones) y 48.9 por ciento son hombres (61.1 millones). Datos censales indican que la población infantil de menos de 15 años disminuye de 38.3 al 25.3 por ciento

Debido al papel fundamental que tiene la población en los programas y planes generales de desarrollo de cada país, en 1989 el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) propuso el 11 de julio para celebrar el Día Mundial de la Población, por tal motivo el encargado del Despacho del INEGI en Nayarit, Carlos Cermeño Hernández, explicó que durante el siglo XX la dinámica demográfica en el país experimentó importantes transformaciones.

La primera de ellas se da en los años treinta, cuando los programas de salud y la mayor cobertura de estos servicios dieron lugar al descenso continuo de la mortalidad.

“La segunda, fue la instrumentación de una política de población en la década de los setenta para controlar la fecundidad”. Agregó que desde ese momento se observa un descenso continuo de la tasa global de fecundidad. Aunado a esto, a partir de la década de 1980 se dio un notable incremento en la migración, tanto interna como internacional, provocando que el total de habitantes de las entidades se vea afectado por la salida o llegada de personas.

Para ello presentamos la tendencia de los componentes de la dinámica demográfica (fecundidad, mortalidad y migración) y su impacto en el volumen y estructura de la población.

Los proyectos que se emplean para la generación de los indicadores son el XI Censo General de Población y Vivienda 1990, “las Proyecciones de población que estima el Consejo Nacional de Población (CONAPO), las Estadísticas de mortalidad 2018 y la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014 y 2018”.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2018), hay 125 millones de personas que residen en el país. De éstas, 51.1 por ciento son mujeres (63.9 millones) y 48.9 por ciento son hombres (61.1 millones).

En cuanto a la estructura por edad, datos censales de 1990 y la ENADID 2018 indican que la población infantil de menos de 15 años disminuye su participación porcentual al pasar de 38.3 por ciento en 1990 a 25.3 por ciento en 2018; la participación relativa de la población joven (15 a 29 años) también baja de 29.4 por ciento a 24.6 por ciento; mientras que el porcentaje de los adultos de 30 a 59 años aumenta de 25.5 por ciento a 37.8 por ciento y la de 60 años o más pasa de 6.2 por ciento a 12.3 por ciento. También comentó que el país está pasando por un proceso de envejecimiento demográfico, es decir, por un aumento en la proporción de personas de 60 años o más y la disminución de la población infantil y joven. Ello plantea diseñar políticas orientadas a mejorar el bienestar de vida de las personas que pasan por este ciclo de vida o que en un futuro cercano la transitarán.

Así lo manifiesta la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuando señala que “en las próximas décadas, muchos países estarán sometidos a presiones fiscales y políticas debido a las necesidades de asistencia sanitaria, pensiones y protecciones sociales de este grupo de población en aumento”.

Por otra parte, esta transición en la estructura por edad configura un contexto favorable para el desarrollo del país denominado por la comunidad internacional como bono demográfico.

Se define como un “fenómeno en el que la población en edad de trabajar es mayor que la dependiente; es decir, niños y adultos mayores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: