junio 30, 2022

En el Congreso tenemos la certeza que cumpliremos nuestro compromiso con los nayaritas

  • La grandeza de nuestro estado, de la tierra que soñamos entregar a nuestros hijos, es la tierra de la siguiente generación que reclama mujeres y hombres con visión amplia. Por ello tiene un gran logro que exalta el valor de los actores políticos

Por Argimiro León

La diputada presidenta del Congreso del Estado, dio a conocer que Nayarit debe ser punto de coincidencia entre quienes debaten en la más alta tribuna y destino de nuestro mejor esfuerzo, que nos convoque siempre a luchar por las causas más nobles y que más allá de las legítimas diferencias estemos siempre a la altura de los ciudadanos, que serán siempre destinatarios reales de nuestro trabajo.

Recordó que al inicio del segundo periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio constitucional, tiene absoluta certeza que las y los legisladores tienen un alto compromiso con cada uno de los ciudadanos nayaritas y que tiene un, teniendo una gran motivación por tener un reto histórico que impone un momento como el que vivimos, ya que construir en la diversidad de criterios tiene un gran mérito lleno de convicciones e ideologías, porque ello tiene un gran logro que exalta el valor de los actores políticos.

La legisladora local indicó que Nayarit siempre será destino de coincidencias, porque esta tierra es más grande que cualquier aspiración personal. La grandeza de nuestro estado, de la tierra que soñamos entregar a nuestros hijos, es la tierra de la siguiente generación y reclama mujeres y hombres con visión amplia, pero además, dispuestos a anteponer lo fácil por lo trascendente, por ello pidió hacer lo necesario para que se haga realidad el sueño de que esta tierra es el mejor lugar para vivir para todas y todos.

Además de un espacio donde el lastre de la corrupción se castigue, ya que la corrupción disminuye cuando termina la impunidad, ya que nada mejora si no es por la acción decidida y valiente de quienes tenemos el valor de representar al pueblo, por ello pidió “hagamos que nuestras acciones tenga siempre la confianza de las y los ciudadanos nayaritas, ya que en el Poder Legislativo, el gobernador Miguel Angel Navarro Quintero tiene un aliado firme, porque siempre encontrará el respaldo en la tarea de poner de pie a Nayarit”.

También encontrará la institucional colaboración para generar las condiciones reales para el desarrollo que merecemos todos los nayaritas. Celebro la amplia disposición al diálogo por parte de los dirigentes de los partidos políticos, con quienes hace apenas algunos días se reunió.

En la soberanía del estado, las y los diputados estuvieron juntos colaborando, trabajando y dialogando para sumar su visión al Plan de Desarrollo Institucional de la XXXIII Legislatura local y para ello se ha trabajo de manera intensa con gran apertura, para dar forma legal a un Plan que realmente responda a todas y a todos, que recoja añejas demandas de los sectores productivos, económicos, sociales y políticos.

Dijo que se construye un Plan absolutamente plural que de rumbo al quehacer de la representación popular que encabeza. Admitió ser una mujer convencida del valor que tiene el diálogo abierto, el que permite debatir ideas y que construye aun en escenarios complejos, pero además “soy una mujer de retos que por momentos se visualizan imposibles, además de que comparto con mis compañeras diputados y mis compañeros diputados, una responsabilidad histórica, ya que es de alto compromiso social que entendemos todos, debe ser para siempre”.

Indicó que la trascendencia de esta gestión se medirá por los resultados de mejorar la vida de todos los ciudadanos y de un mejor desarrollo para el estado, para ello la tarea de todos los días es impulsar acciones abonen a que esta tierra sea efectivamente, un mejor lugar para vivir. La Revolución Mexicana enarboló la Justicia Social y fue propósito central de aquella lucha de Francisco I. Madero, de Emiliano Zapata, Carmen Serdán, Petra Herrera, Francisco Villa y Venustiano Carranza entre muchos otros miles y miles de mujeres y hombres valientes.