El INEGI informa sobre la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2020

* En el caso de la ENVE 2020, se captan delitos del fuero común ocurridos durante 2019 a las unidades económicas del sector privado. Las encuestas de victimización no miden delitos en los que no hay una víctima identificable y directa, tales como narcotráfico, delincuencia organizada y lavado de dinero

La Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2020 ofrece información referente al nivel de victimización y delincuencia que afecta a las unidades económicas del sector privado; denuncia del delito; características de las víctimas de delito, los delitos y los daños causados; percepción sobre la inseguridad y desempeño institucional.

La ENVE 2020 permite hacer estimaciones sobre la victimización respecto de los delitos más representativos del fuero común ocurridos durante 2019 en las unidades económicas del sector privado, proporcionando información valiosa para el diseño de políticas públicas por parte de las autoridades competentes, así como para contribuir en el diseño de estrategias en materia de seguridad por parte de las empresas.

La ENVE 2020 complementa la información obtenida a través de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) enfocada en los hogares y en las personas.

En el caso de la ENVE 2020, se captan delitos del fuero común ocurridos durante 2019 a las unidades económicas del sector privado. Las encuestas de victimización no miden delitos en los que no hay una víctima identificable y directa (delitos sin víctima), tales como narcotráfico, delincuencia organizada y lavado de dinero.

La ENVE permite hacer estimaciones sobre la victimización de los principales delitos del fuero común que afectaron al sector privado durante 2019. A partir de la ENVE se estima que 30.5 por ciento de las unidades económicas del país fue víctima de algún delito durante 2019, mientras que en 2017 la estimación fue de 33.7 por ciento.

A partir de la ENVE se estima que 34.2 por ciento de las unidades económicas del sector Comercio fue víctima de algún delito, 25.4 por ciento del sector Industria y 27.8 por ciento del sector Servicios durante 2019. De acuerdo con los resultados de la ENVE, 51.5 por ciento de las unidades económicas Grandes fue víctima de algún delito, 56.4 por ciento de las Medianas, 48.3 por ciento de las Pequeñas y 29.6 por ciento de las Micro durante 2019.

De acuerdo con las pruebas de hipótesis correspondientes, en estos casos SÍ existe diferencia estadística significativa con respecto del nivel estimado para la edición anterior. Los márgenes de error de las estimaciones por Entidad Federativa para el año de referencia 2019 en promedio son del 13 por ciento, con un máximo de error de hasta 17 por cien to para un caso y un mínimo de margen de error del 10 por ciento para dos casos. Para mayor detalle, ver tabulados básicos ENVE 2020.

La ENVE estima 1.5 millones de unidades víctima, lo cual representa una tasa de 3 mil 046 víctimas por cada diez mil unidades económicas durante 2019. El delito con mayor prevalencia delictiva fue el Robo hormiga con una tasa de l.013.

A partir de la ENVE se estima que durante 2019 se generaron 3.9 millones de delitos asociados a 1.5 millones de unidades económicas víctima. Esto representa una tasa de concentración de 2.6 delitos por unidad económica víctima.

De los 1.6 millones de delitos estimados donde la víctima estuvo presente, los delincuentes portaban arma en 18.5 por ciento de los casos (31 por ciento respecto de los delitos en los que aplica el uso de arma).

De los delitos donde el delincuente portaba arma, en 24.2 por ciento de los casos fue utilizada el arma.

A partir de la ENVE se estima que para 2019, el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en unidades económicas representó un monto de 225.9 mil millones de pesos, es decir, 1.2 por ciento del PIB.

Las medidas preventivas representaron un gasto estimado para las unidades económicas de 132.7 mil millones de pesos. A partir de la ENVE se estima que en 2019 se denunció 10.1 por ciento de los delitos, de los cuales 79 por ciento llevó al inicio de una carpeta de investigación en el Ministerio Público. Del total de delitos se inició carpeta de investigación en 8 por ciento de los casos. Lo anterior, representa un 92 por ciento de delitos en donde no hubo denuncia o no se inició carpeta de investigación.

A nivel nacional, la ENVE permite estimar que la Cifra Negra aumentó a 92 por ciento de los delitos cometidos en los cuales no hubo denuncia o no se inició carpeta de investigación durante 2019.

La cifra negra resulta ser estadísticamente superior a la estimada para 2017. Este aumento ha sido mayor en las unidades de comercio y servicios, así como por tamaño micro, pequeño y grande.

Del total de denuncias hechas por víctimas ante el Ministerio Público, en 61.7 por ciento de los casos No sucedió nada o no se resolvió, o bien, Está en trámite la denuncia.

Entre las razones para no denunciar delitos ante las autoridades por parte de las unidades económicas víctima destacan la Pérdida de tiempo con un 33.8 por ciento y No tenía pruebas con un 14.3 por ciento, dentro de las causas atribuibles a la autoridad.

Por causas atribuibles a la autoridad se entiende: Miedo a que lo extorsionaran, Pérdida de tiempo, Trámites largos y difíciles, Desconfianza en la autoridad o Por malas experiencias anteriores con la autoridad.

Por otras causas se entiende: Miedo al agresor, Delito de poca importancia o No tenía pruebas.

A partir de la ENVE se estima que, a nivel nacional, 60.4% de las unidades económicas considera la Inseguridad y delincuencia como el problema que más les afecta, esta percepción en 2018 fue de 63 por ciento. El Bajo poder adquisitivo de la población es considerado como el segundo gran problema por 37.8 por ciento de las unidades económicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: