agosto 14, 2022

El contagio dañino de la información globalizada  

**Luis Alexander, se divertía mandando por las redes, fotos de las masacres en escuelas de Estados Unidos, diciendo que iba a hacer lo mismo en la Normal Superior, si no cancelaban la semana cultural 

Es lo que les digo, el uso de las redes igual que casi todas las cosas, puede ser bueno o malo, las redes tienen la virtud entre otras cosas, de permitir que una noticia ocurrida en cualquier parte del mundo, se difunda de inmediato casi en todo el globo terráqueo, o mínimo en los lugares en donde el internet funciona en forma regular. 

Claro, esta virtud de la rapidez con la que se saben las noticias en todos o mayoría de puntos de la tierra, virtud también llamada globalización de la información, no siempre es positiva, eventualmente surgen idiotas que quieren imitar en sus propias ciudades, lo que otros idiotas hacen en las suyas. 

Así que por ejemplo, las acostumbradas y malignas balaceras o mejor dicho masacres que vemos  lamentablemente como cosa normal en la gente de Estados Unidos de Norteamérica,  balaceras en donde se aniquila a gente inocente, tiroteos en donde desgraciadamente los protagonistas son jovencitos apenas salidos de la adolescencia, jovencitos dolidos con la sociedad, con su familia desintegrada, con odios nacidos por el maltrato recibido, luego de ser difundidas en medios informativos y miles de veces los videos en las redes, son imitadas tales masacres, aniquilamientos, asesinatos, por otras mentes débiles. 

Peor aun es que estas escenas que llegan a países tercermundistas-como suelen llamarnos a veces- encuentran imitadores igualmente estúpidos, pero mexicanos, imitadores de violencia que tienen un cerebro lleno de excremento, que sólo produce acciones fétidas en perjuicio de la gente sana. 

Así ocurrió por ejemplo con un pobre y débil mental muchacho de nombre LUIS ALEXANDER, quien dio mucho de qué hablar porque incluso por su culpa, o quizá por culpa del recipiendario de sus mensajes, se tuvo que suspender en una ocasión un evento académico programado en la Escuela Normal Superior. 

El hecho es que LUIS ALEXANDER, enviaba mensajes a un amigo de él, no se sabe con certeza el tipo de relación que ambos llevaban, aunque algunos aducen que era una relación de tipo sentimental, conclusión que tiene cierta lógica por la forma en la que se desarrollaron los sucesos que terminaron finalmente con el seguimiento por parte de la policía cibernética a los mensajes de LUIS ALEXANDER, dando como resultado su detención y difusión boletinada de la misma. 

Pues el hecho es que del día 1 al 3 de junio, es decir hace exactamente un mes y un día, en la escuela normal Superior de Nayarit, se efectuaría lo que se llama “semana cultural”, un programa que se desarrolla en la mayoría de las escuelas de educación media superior, pero previo al evento, empezaron amenazas de un presunto estudiante de realizar un ataque armado durante la celebración de este evento. 

En esa fecha, a través de las redes sociales y grupos de WhatsApp circularon posteos que contenían imágenes de las tres masacres más conocidas en escuelas públicas de la Unión Americana, entre ellas, la foto del joven que asesinó a alumnos y maestras de una primaria de Uvalde Texas y en medio de esas imágenes escribió el mensaje amenazante. 

“Los invito a la masacre que haré en la Escuela Normal Superior”…este mensaje se difundió y corrió como reguero de pólvora entre el estudiantado y con mucha razón, al grado tal que la dirección de esta escuela, decidió cancelar la semana cultural. 

Es lo que les digo, desde siempre han existido los retrasados mentales que quieren a toda costa llamar la atención aunque sea haciendo estupideces, y el tal LUIS ALEXANDER, quedará registrado vinculado a proceso dentro de la causa penal 1079/2022, en agravio de una persona de identidad reservada y la sociedad, por los delitos de falsedad en declaraciones judiciales e informes dados a una autoridad. 

Seguramente falta el seguimiento de parte de la policía cibernética, de las decenas de personas también con problemas mentales que hacen llamadas a servicios de emergencia, sólo para divertirse, causando problemas que a veces provocan la muerte de personas verdaderamente necesitadas de servicios de auxilio urgente. 

Ahora esperemos que se le de una condena proporcional al daño mental que ocasionó a cientos de estudiantes normalistas…hasta mañana